Por Juliam Madrid

May 30, 2024

3 min lectura

Por Juliam Madrid

May 30, 2024

3 min lectura

Bonk Killer: La escalofriante memecoin de $328 billones que es una estafa honeypot

Abr 30, 2024 | Uncategorized

En el mundo de las criptomonedas, donde las memecoins y los proyectos extravagantes son moneda corriente, ha surgido un caso que desafía la lógica. La memecoin Bonk Killer (BONKKILLER), basada en la blockchain de Solana, ha alcanzado una impresionante capitalización de mercado de $328 billones, convirtiéndose en el activo de mayor valor del mundo. Sin embargo, hay un pequeño detalle: es una estafa honeypot, y nadie puede vender sus tokens.

En Resumen: 

  • La memecoin Bonk Killer (BONKKILLER) ha alcanzado una capitalización de mercado de $328 billones en Solana.

  • Es una estafa tipo «honeypot» donde el desarrollador ha congelado las cuentas impidiendo que los holders vendan sus tokens.

  • A pesar de las advertencias, los usuarios siguen enviando fondos a esta aparente estafa.


Lanzada el 29 de abril, Bonk Killer ha registrado un volumen de transacciones de $4.6 millones en las últimas 24 horas. Según la plataforma de análisis de criptomonedas Birdeye, más del 90% de los tokens están en manos del creador, quien activó la «autoridad de congelación», impidiendo que los holders transfieran o vendan sus tokens.

SolanaFloor, una plataforma de noticias centrada en Solana, advirtió rápidamente a los usuarios sobre esta estafa, señalando que el desarrollador había congelado las cuentas de los holders para evitar la venta de tokens.

Advertencias ignoradas

A pesar de las advertencias y la naturaleza evidente de la estafa, los usuarios de criptomonedas han seguido enviando fondos a Bonk Killer. Según los datos de Birdeye, el creador ha retirado $1.62 millones en fondos de las víctimas mediante 11 transacciones.

El entusiasta de los tokens no fungibles «thirt13n» fue uno de los que señaló la inutilidad de la métrica de capitalización de mercado si los holders no pueden vender sus tokens, afirmando que en ese caso, «vale 0 dólares».

Un problema recurrente

Bonk Killer no es la primera estafa de este tipo en el mundo de las criptomonedas. Una investigación de Cointelegraph descubrió que una de cada seis memecoins en la capa 2 de Ethereum son estafas o tienen características de estafa, y que el 91% de las memecoins analizadas presentaban al menos una vulnerabilidad de seguridad.

Estas estafas pueden ser intencionadas o reflejar la falta de conocimiento de los creadores sobre los procedimientos de seguridad adecuados, especialmente si han lanzado un token como una broma o para trollear a la industria.

Prevención de estafas en blockchain

Para combatir este tipo de estafas, se han desarrollado herramientas de prevención en blockchain que detectan posibles honeypots mediante el análisis de contratos inteligentes y tokens en tiempo real. Sin embargo, la responsabilidad también recae en los usuarios, quienes deben mantenerse alerta y ejercer precaución ante proyectos sospechosos o demasiado buenos para ser verdad.

El caso de Bonk Killer es un recordatorio escalofriante de los peligros que acechan en el mundo de las criptomonedas y la importancia de ejercer la debida diligencia antes de invertir. Mientras que las memecoins y los proyectos extravagantes pueden ser divertidos y atractivos, es crucial mantenerse alerta ante posibles estafas y no dejarse seducir por métricas engañosas como la capitalización de mercado.

En última instancia, el éxito de Bonk Killer como estafa honeypot destaca la necesidad de una mayor educación y concienciación en la industria de las criptomonedas, para proteger a los usuarios ingenuos y promover un ecosistema más seguro y confiable.

 

Compartir:

Descargo de responsabilidad: Las opiniones expresadas en este artículo  son únicamente del autor. La información proporcionada sobre criptomonedas está destinada únicamente a fines educativos e informativos, y no constituye asesoramiento financiero. Las inversiones en criptomonedas conllevan un alto grado de riesgo y volatilidad. Los lectores deben realizar su propia investigación antes de tomar cualquier decisión de inversión. Esta publicación no se hace responsable de las ganancias o pérdidas que puedan resultar de las decisiones de inversión de los lectores.

Otras Publicaciones Destacadas